Recursos para la docencia

BUENAS PRÁCTICA DOCENTES (BPD)

GUÍA 1: La primera clase

Entenderemos por Buenas Prácticas Docentes las intervenciones educativas que facilitan el desarrollo de actividades de aprendizaje que logren en forma eficiente y eficaz aprendizajes de alto valor formativo. En este sentido, la primera clase resulta relevante, por cuanto se produce allí el encuentro docente-estudiante, lo que marca el establecimiento de una convivencia que busca desarrollar los conocimientos, habilidades y actitudes establecidos en el programa de módulo.

Constituyen Buenas Prácticas Docentes para la primera clase las siguientes:

  1. Infórmese del Perfil de Egreso de la carrera, de la Unidad de Competencia del módulo y del programa de estudio:
    El módulo que usted sirve tiene una Unidad de Competencia que orienta lo que los estudiantes deben ser capaces de hacer al finalizar el semestre. El módulo y su Unidad de Competencia adquieren sentido en el Perfil de Egreso de la carrera, porque a él sirven. El Perfil de Egreso constituye la referencia central para la formación.
  2. Confiérale importancia a la primera clase:
    La primera clase es relevante porque define el espacio socioemocional en el cual se desarrollará el módulo. Muchas veces, el espacio de lo posible queda establecido en el primer encuentro entre docente y estudiantes.
  3. Salude a los estudiantes y preséntese como docente:
    Los estudiantes son personas, con sus sensibilidades y esperanzas, que han depositado su confianza en AIEP. El saludo es una forma de reconocer la legitimidad de su presencia.
  4. Presente a sus estudiantes el módulo y su unidad de competencia:
    Informe a los estudiantes el nombre correcto del módulo, su Unidad de competencia y su duración, en horas pedagógicas.
  5. Explicite a sus estudiantes el aporte del módulo al Perfil de Egreso de la carrera:
    El Perfil de Egreso de la carrera es el compromiso formal de la institución para con los estudiantes. Por ello, es de extremada importancia que el docente explique a los estudiantes cómo se conecta el módulo con ese Perfil de Egreso. Esto dará a los estudiantes pie a construirle sentido y valor al contenido del módulo.
  6. Describa la organización del módulo en sus unidades de aprendizaje:
    La mayoría de los módulos de formación se estructuran en más de una unidad de aprendizaje, cada una temática y una duración definida en el programa.
  7. Especifique el sistema de evaluación:
    Una de las preocupaciones centrales de los estudiantes es el sistema de evaluación del módulo. Es decir, en qué consistirán los eventos evaluativos y su distribución en el semestre.
    Es importante estar informado de que cada unidad tiene una calificación final y que el promedio de presentación del módulo es igual al promedio ponderado de esas notas de unidad, con una ponderación proporcional a la duración de cada una de ellas.
  8. Explique el carácter reprobatorio del examen de módulo:
    Una de las características de los exámenes en AIEP es su carácter reprobatorio. Es decir, para aprobar el módulo no basta con tener un promedio igual o mayor a 4,0, sino que además, se debe obtener al menos nota 4,0 en el examen.
    Informe si hay o no eximición en el examen de su módulo.
  9. Explique a los estudiantes cómo abordar el estudio del módulo con miras a su aprobación efectiva:
    Oriente a los estudiantes sobre la forma de estudiar y lograr los aprendizajes del módulo a su cargo. Para ello es importante considerar que los programas están estructurados sobre la base de Criterios de Evaluación, los que orientan y definen lo que los estudiantes deben saber hacer.
  10. Realice un diagnóstico de sus estudiantes:
    Las posibilidades de aprendizaje de cada estudiante dependen en gran medida de su conocimiento previo, es decir de su historia de aprendizajes. Conocer parte de esta historia es, entonces, relevante, porque le permite al docente abordar el proceso de enseñanza-aprendizaje con mayores posibilidades para los estudiantes. Esta historia se pesquisa a través de una evaluación diagnóstica.

 

BUENAS PRÁCTICAS DOCENTES

GUÍA 2: La metodología de casos

Entendemos por Buenas Prácticas Docentes a las intervenciones educativas que facilitan el desarrollo de actividades de aprendizaje que logren aprendizajes de alto valor educativo. En este contexto cobra importancia fundamental el método de casos, a través del cual el docente puede ayudar significativamente a los estudiantes a desarrollar los conocimientos, habilidades y actitudes involucrados en el programa.

¿QUÉ ES UN CASO?

Un “caso” consiste en la descripción de una situación laboral (real o simulada) posible de haber acaecido a un profesional, una familia, grupo o empresa, que deriva en un problema concreto a resolver por el estudiante. Un caso ha de estar situado en un contexto laboral específico y debe poner en movimiento los aprendizajes esperados y los criterios de evaluación seleccionados desde un programa de estudio vigente.

El caso no ofrece las soluciones inmediatas y evidentes al estudiante, ya que su intención pedagógica es motivar la problematización y la generación autónoma de una propuesta de solución. Le lleva a pensar y a contrastar sus conclusiones con las conclusiones de otros, a aceptarlas y expresar las propias sugerencias, de esta manera le entrena en el trabajo colaborativo y en la toma de decisiones en equipo. Al llevar al estudiante a la generación de alternativas de solución, le permite desarrollar la habilidad creativa, la capacidad de innovación y representa un recurso para conectar la teoría a la práctica real.
Un caso, al representar situaciones complejas de la vida real planteadas de forma narrativa, a partir de datos que resultan ser esenciales para el proceso de análisis, constituyen una buena oportunidad para que los estudiantes pongan en práctica capacidades que son también requeridas en la vida real, tales como: observación, escucha, diagnóstico, toma de decisiones y participación en procesos grupales orientados al trabajo colaborativo.

USOS Y APLICACIONES DE LOS CASOS

Un caso se puede orientar a variados propósitos, tales como:

  1. Analizar un problema: el centro es el debate y la argumentación.
  2. Determinar un método de análisis: su objetivo es el uso de la información de contexto para encontrar enfoques y criterios de análisis de situaciones problemáticas.
  3. Desarrollar habilidades para determinar alternativas o cursos de acción: se busca desarrollar la capacidad para seleccionar un curso de acción orientado a resolver un problema.
  4. Tomar decisiones, utilizando estrategias colaborativas.
  5. Discutir situaciones éticas en el ámbito del trabajo.

 

LA ELABORACIÓN DE CASOS

Para elaborar un caso, al menos hay que:

  1. Seleccionar el o los aprendizajes esperados alrededor de los cuales se va a presentar el caso.
  2. Seleccionar los criterios de evaluación que serán considerados en el caso a elaborar.
  3. Relacionar los propósitos formativos con situaciones laborales cotidianas relevantes, identificando incidentes, hechos o coyunturas específicas posibles de convertir en casos.
  4. Redactar el texto del caso: es algo similar a escribir el guión de una película, el autor debe tener en cuenta estilo contenido, longitud, temática y complejidad, para lograr un buen resultado. La esencia del caso está en su estrecha contextualización en el ámbito de las situaciones y problemas que se han de encontrar en el mundo del trabajo.
  5. Redactar con mucha claridad lo que se espera que el estudiante haga con el caso. Por ejemplo, que decida acerca de algo, que proponga un curso de acción, que elabore un fundamento, etc.

 

CARACTERÍSTICAS DE UN BUEN CASO

Un buen caso debe ser:


LO QUE SE DEBE EVITAR

Cuando se elabora un caso, hay que poner especial cuidado en evitar:

 

EL CASO COMO FAVORECEDOR DE LA ENSEÑANZA-APRENDIZAJE


Esta técnica al ser una propuesta educativa innovadora, en donde el aprendizaje está centrado en el estudiante, favorece el proceso enseñanza-aprendizaje de la manera siguiente:

 

EJEMPLOS DE CASOS

EJEMPLO 1:

Módulo: Taller de Enfermería Básica

Aprendizajes Esperados

Realizan técnicas de control de presión arterial identificando valores de normalidad y alteración.

Criterios de Evaluación

Caso: A usted le correspondió atender a una paciente de 68 años con diagnóstico de hipertensión, que concurre a su control periódico de presión al Centro de Salud Familiar donde usted trabaja como técnico en enfermería.

Datos de la paciente: talla 158 cm, peso 75 kg. La paciente se ha venido caminando y evidencia cierta agitación. En la interrogación previa señala que toma diariamente Losartán sódico de 50 mg. y que es fumadora.


EJEMPLO 2:

Módulo: Taller de Ceremonial y Protocolo

Aprendizaje esperado

Identifican los conceptos básicos de la teoría del ceremonial y del protocolo, aplicando conceptos de precedencia.

Criterios de evaluación

Caso: El próximo 28 de Noviembre de 2013 el Colegio de Profesores de Chile celebrará un nuevo aniversario. Dada la importancia de esta conmemoración sus directivos han decidido efectuar un acto en el teatro Municipal de Las Condes, congregando a las siguientes autoridades, que ya han confirmado su asistencia:

El Ministro de Educación, el Presidente de la Cámara de Diputados, el Senador Juan Pérez, la Alcaldesa de Santiago, el Diputado Juan Díaz y el Presidente de la CUT.

De acuerdo a estos antecedentes:

  1. Señale el orden en que estas autoridades deberán ser nombradas en el saludo de apertura de la ceremonia.
  2. En el siguiente plano indique la ubicación de cada una de las autoridades señaladas.
  3. En el escenario del plano adjunto indique la ubicación del pódium, de la bandera chilena y de las insignias del Colegio de Profesores.

 

 

EJEMPLO 3:

Módulo: Taller de Enfermería Básica

Aprendizaje Esperado

Ejecutan de acuerdo al rol del Técnico las técnicas y procedimientos de enfermería necesarios para la mantención de la satisfacción de la necesidad de nutrientes, agua y electrolitos y la reversibilidad de la insatisfacción.

Criterios de Evaluación

Caso: Al Centro de Salud Familiar donde usted trabaja concurre a su control periódico una paciente de sexo femenino de 45 años con diagnóstico de diabetes mellitus 2 talla 156 cm, peso 87 kg.

 

EJEMPLO 4:

Módulo: Ingeniería de Requerimientos

Aprendizaje esperado

Proponen factibilidades técnicas, operacionales, legales y económicas que den solución al proyecto es estudio.

Criterios de evaluación

Caso: La señora Juanita tiene una microempresa familiar de elaboración de colaciones, prestando su servicio a la empresa “Alka Ltda” con un total de 45 almuerzos diarios. La empresa queda ubicada a una distancia aproximada de 15 kilómetros de la microempresa.

Diariamente la Sra. Juanita invierte más de una hora en llevar a la empresa la oferta del día y tomar los pedidos. Luego vuelve para completar la preparación y alistar el despacho. Para suplir su ausencia por ese tiempo, tuvo que emplear a una vecina por dos horas diarias, con un costo semanal de $20 mil.

Antes de decidir ir a la empresa a dejar personalmente la oferta, ella daba la información telefónicamente y tomaba los pedidos por esa vía, pero se originaban desentendimientos que derivaron en un mal servicio que hacía peligrar su convenio de prestación de servicios con la citada empresa.

 

EJEMPLO 5:

Módulo: Taller de Odontología Básica

Aprendizaje Esperado

Identifican el proceso de esterilización y comprenden el valor de la esterilización en la atención odontológica.

Criterios de Evaluación

Caso: Usted trabaja como técnico en odontología en una consulta dental con un Odontólogo General. Luego de su jornada habitual de trabajo, usted debe esterilizar el instrumental dental para lo cual la consulta cuenta con un pupinel marca Memmert y un Autoclave marca Vacuum. Una vez elegido el método, preparado y empaquetado el instrumental, usted debe efectuar el manejo adecuado de ambos equipos.

 

BUENAS PRÁCTICAS DOCENTES

GUÍA 3: La estrategia metodológica

Entendemos por Buenas Prácticas Docentes a las intervenciones educativas que facilitan el desarrollo de actividades de aprendizaje que logren aprendizajes de alto valor educativo. En este contexto cobra importancia fundamental el método a través del cual el docente ayuda a los estudiantes a desarrollar los conocimientos, habilidades y actitudes involucrados en el programa.

Considerando que el aprendizaje no es necesariamente el resultado de la enseñanza, constituyen ejemplos representativos de Buenas Prácticas Docentes en el ámbito de la metodología, las siguientes:

1. Diagnóstico:
Inicie el proceso de enseñanza-aprendizaje a partir de los conocimientos previos de los estudiantes. Esta práctica está fundada en la consideración del aprendizaje desde planteamientos socio-constructivistas, según los cuales lo que un sujeto puede aprender está influenciado por lo que ya sabe. En este sentido, la historia de un estudiante es relevante para los nuevos aprendizajes, así como las vivencias que va experimentando en el curso de su proceso educativo. Esta práctica señala la importancia de diagnosticar la historia de cada estudiante, porque ésta explica su posición actual y su posibilidad de acceso a nuevos aprendizajes.

2. El aprendizaje es lo central, no la enseñanza:
Centre la docencia en el aprendizaje de los estudiantes, más que en la enseñanza. El estudiante debe ser activo. Los estudiantes aprenden básicamente actuando, interactuando con el entorno pedagógico en el que se desenvuelven. Importante es considerar el rol activo de las personas en la construcción de su conocimiento, lo que en el ámbito educativo se traduce en que el estudiante aprende lo que hace. La siguiente tabla muestra, a modo de ejemplo, el aprovechamiento de los estudiantes en distintos tipos de actividades:

 

Porcentaje aproximado de los datos retenidos por los estudiantes según la actividad realizada. (M. Sáenz, 1979).
10% De lo que se lee.
20% De lo que se escucha.
30% De lo que se ve.
50% De lo que se ve y se escucha.
70% De lo que se dice y se discute.
90% De lo que realiza.

 

3. Contextualización permanente:
Vincule permanentemente los aprendizajes, contenidos y actividades de aprendizaje con el contexto social y laboral de los estudiantes y la carrera que estudian. Esta práctica ayuda a la construcción de sentido por parte de los estudiantes.

4. Resolución de problemas:
Utilice la resolución de problemas como uno de los ejes fundamentales de la enseñanza-aprendizaje.
Tan necesario como aprender conceptos básicos, es el desarrollo de habilidades para solucionar problemas. Las habilidades de los estudiantes para desarrollar conjuntos organizados de datos y destrezas, aumentan cuando realizan actividades de resolución de problemas y se les ayuda a comprender cuándo y cómo estas destrezas son pertinentes en el marco del módulo y de la carrera.

5. La reflexión constante:
Promueva en los estudiantes la reflexión sobre sus conocimientos y las posibles implicaciones de sus actos. Esta práctica, relacionada con la ética profesional, aporta al desarrollo de aprendizajes actitudinales y valóricos asociados a la carrera, aprendizajes tan valiosos e importantes como los aprendizajes de conocimientos y técnicas.

6. Aprendizajes integrados:
Promueva aprendizajes de conocimientos, habilidades y actitudes, integradas y relevantes en el contexto de la carrera. En un modelo de formación basado en el enfoque de competencias es estrictamente necesario comprender que una competencia es la resultante integrada de los conocimientos, habilidades y actitudes requeridos para desarrollar en forma idónea una función.

7. El clima emocional:
Genere en el aula un clima emocional de aceptación, armonía y confianza. Desde la biología se ha comprobado la enorme influencia de la emocionalidad en el aprendizaje. Hay emociones que restringen la capacidad de aprendizaje, tales como la negación, el temor y la desconfianza; mientras que hay emociones que permiten ampliar las posibilidades de aprender, tales como la aceptación, la convivencia armónica y la confianza.

8. La presencia del docente:
Considere permanentemente la importancia de su presencia en el aula. El docente, quiéralo o no, valida ante los estudiantes una forma de ser y estar en el mundo. Un docente seguro de sus conocimientos, íntegro y justo, mostrará sin esforzarse esos atributos a sus estudiantes y validará ante ellos esa forma de ser. El docente, en el aula, ha de ser consecuente en su actuación y discurso.

9. No se cace con un solo método:
Un método de enseñanza exitoso no necesariamente resultará exitoso en otros contextos. Si el docente ve, a través de la evaluación formativa o sumativa, que los estudiantes no están aprendiendo, debería considerar cambiar el método, las actividades, los ejercicios e incluso, la evaluación.

10. Los ritmos de aprendizaje
Respete los distintos ritmos de aprendizaje. Cada estudiante tiene un ritmo de aprendizaje distinto. En cualquier grupo-curso en el que se propongan aprendizajes comunes, al cabo de un tiempo es posible distinguir diferencias en los logros de cada miembro del grupo, a pesar de que todos han recibido las mismas explicaciones y realizado las mismas actividades y ejercicios. Cada miembro del grupo aprenderá de manera distinta, tendrá dudas distintas y avanzará de diferente manera en unas áreas o en otras.